Comenzamos un año nuevo en el blog con mucha ilusión y fuerzas, con el objetivo de aparecer mucho más de vez en cuando por aquí.  🙂

No quería dejar pasar este momento de cambio de año sin hacer una recopilación de los mejores momentos del 2017 que ya nos ha dejado, ya que así, sirve un poquito de resumen para contar qué ha pasado por casa en estos meses, y por supuesto para dar gracias a Dios por tantas cosas que nos regala cada día.

  • El 3 de marzo vimos por primera vez la casa que hoy es nuestro nuevo hogar. Mi marido ya lleva unas cuantas mudanzas a la espalda, pero yo me enfrenté por primera vez a una, con dos niños muy pequeños en mitad de curso escolar y trabajando. Fue toda una experiencia. El cambio ha sido a muchísimo mejor en todos los aspectos, estamos felices y agradecidos a Dios y a San José, que fue el que nos la buscó después de hacerle una novena.
  • Una de mis hermanas pequeñas hizo sus votos perpetuos en su comunidad de religiosas el 9 de abril. Fue un día precioso y que cerró el círculo a una de las etapas en la vida de mi familia de raíz.
  • El 9 de junio Santi se graduó en 2 añitos, y en septiembre empezó el “cole de verdad” en 1º de infantil. Fue un momento emocionante y una sensación de que el tiempo pasa volando.
  • El 18 de julio estuve en el HISTÓRICO CONCIERTO de U2 en Barcelona de la gira “The Joshua Tree”. Fue increíble, a pesar de no ser muy fan.
  • En agosto tuvimos la inmensa suerte de disfrutar de una inesperadas vacaciones en Vigo de la forma más providencial posible y una vez más experimentamos que dejarse llevar y confiar, es de las mejores opciones que puedes llevar en la hoja de ruta.

  • En este 2017 he tenido la gran alegría de ver cómo 3 amigas cercanas con grandes problemas para tener hijos por las que venía rezando desde hacía tiempo, se han quedado embarazadas o ya han tenido a sus bebés. No sabéis lo que me he alegrado. Pongo el contador de oraciones a 0 para rezar por futuras nuevas mamás.
  • Mis dos pequeños han cumplido 3 y 2 años. ¿Ya? ¿no tengo bebés? Me parece mentira lo rápido que ha pasado el tiempo. Ver fotos de cómo me encontré prácticamente con dos bebés al nacer Lucía, y ahora verles tan mayores, jugando juntos, buscándose (discutiendo mucho también, eh, no os vayáis a pensar)… me parece increíble y lo cierto es que a pesar de haber pasado por momentos difíciles y cansados, merece la pena, ver así a los hermanos es una pasada, y esto sólo acaba de empezar.

  • El 31 de octubre conocí el nuevo estadio del Atleti gracias a mi marido 🙂 . Lo cierto es que tenía muchas ganas de ir al fútbol sólo por conocer el estadio, y un día me escribió para contarme que habíamos ganado unas entradas VIP para un partido de Champions en un sorteo de Facebook en el que él había participado. Sí, esos sorteos son verdad y tocan a gente de verdad. Creo que no me volveré a ver en una así.

  • Esta Navidad con los enanos está siendo mágica. Es una pasada ver la ilusión con la que viven todo y cómo cada vez más son conscientes de lo que celebramos.

Además ha sido el primer año que hemos hecho un calendario de Adviento en casa, eso sí, adaptado a sus edades.

  • La primera vez de Santi en el cine ha sido este 27 de diciembre, hemos aprovechado las vacaciones de Navidad para llevarle a ver la peli de “Se armó el Belén”, súper recomendable.
  • Y por último, este 2017 nos ha dejado el mayor de los regalos, lo que para mí ha sido lo mejor de este año. El 30 de junio nos enteramos de que estaba de camino nuestro tercer hijo. Aquel positivo en el test de embarazo confirmaba las sospechas que venía teniendo desde hacía unos días. Por lo que si Dios quiere, Javier llegará entre febrero-marzo de 2018 y nos convertirá en familia numerosa. Estamos muy contentos y muy ilusionados, y la verdad es que sus hermanos también, deseando verle la cara y darle la bienvenida.

Como veis, 2017 ha estado cargado de regalos y providencias, por lo que 2018 promete.

¡Os deseo a todos un feliz 2018 lleno de bendiciones!