Es una buena pregunta ¿verdad? Vuelvo al blog para contaros un nuevo episodio en nuestra vida con los niños, cómo lo estamos afrontando y pediros consejo a las que me lleváis la delantera.

En apenas unas semanas el tercero, Javier, llegará a nuestras vidas, lo que suponemos que será un cambio importante para los 4… Hace tiempo que lo estamos “trabajando” con los niños para que no les pille muy de sorpresa, aunque lo más seguro es que tengan su tiempecito de adaptación a la nueva situación.

Y nosotros también nos hemos preparado, psicológicamente sobre todo, para que esta nueva etapa sea lo más fácil posible para todos. Aunque os voy a contar algún que otro cambio que hemos introducido en las rutinas también:

Cambios de rutinas

Uno de los principales objetivos es que Santi y Lucía sean lo más autónomos posible dentro de que tienen 3 y 2 años. Algunas de las cosas que hemos conseguido (más o menos 😊) son:

  • Procuramos que coman solos, aunque al final del plato siempre necesitan una ayudita, y a veces, mola mucho que me lo den papá y mamá 😊.
  • Ponerse y quitarse solos los abrigos.
  • Desvestirse y vestirse solos. Ha sido la incorporación más reciente y la estamos trabajando sobre todo en la hora del baño, porque por la mañana están tan dormidos que es muy complicado. Lo cierto es que van poco a poco, pero lo hacen bastante bien.

Dormir solita

El otro objetivo fundamental y que es el que quería contaros hoy es que Lucía se duerma sola en la cama. Pensamos que llegados a este punto es súper importante conseguirlo para que al llegar Javier a casa el día a día sea más fácil.

Con Santi reconozco que no lo hicimos del todo bien. Cuando le cambiamos de cuna a cama empezó durmiéndose él solo muy bien, pero a los pocos meses empezó a pedir que nos quedáramos uno con él en la cama… y claro, teniendo a Lucía tan bebé, hacíamos lo que hiciera falta para que se durmiera. Tardamos unos cuantos meses en revertir la situación, hasta que Santi consiguió dormir solo en su cama.

A Lucía la hemos estado durmiendo en su carro hasta ahora… se dormía enseguida y la pasábamos a la cama, peeero hemos decidido que se tenía que acabar. El primer paso es reconocer el error ;-). En principio no debería ser complicado, porque en el cole se duerme sola en su camita con su apego… pero ya se sabe que en el cole son “otros niños”.

Los pasos que estamos siguiendo son los siguientes:

  • La acompañamos a la habitación tras seguir su rutina habitual de noche (cuento, lavado de dientes), le damos un besito y la tumbamos.
  • Nosotros apagamos la luz, no dejamos ninguna lamparita encendida y ningún quitamiedos.
  • Como de primeras según salimos de la habitación se pone a llorar, nos sentamos al lado de la cama en una silla hasta que se duerme, y la verdad que saber que alguien está con ella, la tranquiliza mucho (siempre con la luz apagada). Lo que pedía al principio era que nos tumbásemos con ella, (que también lo hemos hecho muchas veces y es muy efectivo), pero nos acabábamos despertando a las 12 en su cama sin cenar y sin haber hecho nada 😕 , es decir, error.

*Su tutora nos comentó que es muy importante que nos quedemos al lado de la cama, pero sin darle la mano.

Por ahora está funcionando y se duerme en unos 15-20 min. Hay algún día que se hace más la remolona, nos pide agua, da más vueltas.. pero al final se duerme.

Su tutora nos dijo que cada día vayamos poniendo la silla más lejos de la cama, hasta que al final estemos fuera de la habitación…. Lo veo complicado… pero no imposible, así que a por ello.

Motivación

Días antes de empezar con la operación dormir-sola, se me ocurrió que podía hacerle un cuadro de motivación/recompensas, donde cada día que consiguiera dormir sola pondría una pegatina (le encanta) hasta llegar a algún premio tipo chuches o algo así.

Por ahora funciona muy bien.

Además estamos reforzando mucho con comentarios positivos del tipo “eres muy mayor”, “ eres mayor como Santi”, “lo has conseguido”, etc…

¡Espero que en unas semanas esté conseguido!

Vosotras ¿cómo lo habéis hecho? ¿Algún consejo?