Categoría: De todo un poco

Lo mejor del 2017

Comenzamos un año nuevo en el blog con mucha ilusión y fuerzas, con el objetivo de aparecer mucho más de vez en cuando por aquí.  🙂

No quería dejar pasar este momento de cambio de año sin hacer una recopilación de los mejores momentos del 2017 que ya nos ha dejado, ya que así, sirve un poquito de resumen para contar qué ha pasado por casa en estos meses, y por supuesto para dar gracias a Dios por tantas cosas que nos regala cada día.

  • El 3 de marzo vimos por primera vez la casa que hoy es nuestro nuevo hogar. Mi marido ya lleva unas cuantas a la espalda, pero yo me enfrenté por primera vez a una mudanza, con dos niños muy pequeños, en mitad de curso escolar y trabajando. Fue toda una experiencia. El cambio ha sido a muchísimo mejor en todos los aspectos, estamos felices y agradecidos a Dios y a San José, que fue el que nos la buscó después de hacerle una novena.
  • Una de mis hermanas pequeñas hizo sus votos perpetuos en su comunidad de religiosas el 9 de abril. Fue un día precioso y que cerró el círculo a una de las etapas en la vida de mi familia de raíz.
  • El 9 de junio Santi se graduó en 2 añitos, y en septiembre empezó el “cole de verdad” en 1º de infantil. Fue un momento emocionante y una sensación de que el tiempo pasa volando.
  • El 18 de julio estuve en el HISTÓRICO CONCIERTO de U2 en Barcelona de la gira “The Joshua Tree”. Fue increíble, a pesar de no ser muy fan.
  • En agosto tuvimos la inmensa suerte de disfrutar de una inesperadas vacaciones en Vigo de la forma más providencial posible y una vez más experimentamos que dejarse llevar y confiar, es de las mejores opciones que puedes llevar en la hoja de ruta.

  • En este 2017 he tenido la gran alegría de ver cómo 3 amigas cercanas con grandes problemas para tener hijos por las que venía rezando desde hacía tiempo, se han quedado embarazadas o ya han tenido a sus bebés. No sabéis lo que me he alegrado. Pongo el contador de oraciones a 0 para rezar por futuras nuevas mamás.
  • Mis dos pequeños han cumplido 3 y 2 años. ¿Ya? ¿no tengo bebés? Me parece mentira lo rápido que ha pasado el tiempo. Ver fotos de cómo me encontré prácticamente con dos bebés al nacer Lucía, y ahora verles tan mayores, jugando juntos, buscándose (discutiendo mucho también, eh, no os vayáis a pensar)… me parece increíble y lo cierto es que a pesar de haber pasado por momentos difíciles y cansados, merece la pena, ver así a los hermanos es una pasada, y esto sólo acaba de empezar.

  • El 31 de octubre conocí el nuevo estadio del Atleti gracias a mi marido 🙂 . Lo cierto es que tenía muchas ganas de ir al fútbol sólo por conocer el estadio, y un día me escribió para contarme que habíamos ganado unas entradas VIP para un partido de Champions en un sorteo de Facebook en el que él había participado. Sí, esos sorteos son verdad y tocan a gente de verdad. Creo que no me volveré a ver en una así.

  • Esta Navidad con los enanos está siendo mágica. Es una pasada ver la ilusión con la que viven todo y cómo cada vez más son conscientes de lo que celebramos.

Además ha sido el primer año que hemos hecho un calendario de Adviento en casa, eso sí, adaptado a sus edades.

  • La primera vez de Santi en el cine ha sido este 27 de diciembre, hemos aprovechado las vacaciones de Navidad para llevarle a ver la peli de “Se armó el Belén”, súper recomendable.
  • Y por último, este 2017 nos ha dejado el mayor de los regalos, lo que para mí ha sido lo mejor de este año. El 30 de junio nos enteramos de que estaba de camino nuestro tercer hijo. Aquel positivo en el test de embarazo confirmaba las sospechas que venía teniendo desde hacía unos días. Por lo que si Dios quiere, Javier llegará entre febrero-marzo de 2018 y nos convertirá en familia numerosa. Estamos muy contentos y muy ilusionados, y la verdad es que sus hermanos también, deseando verle la cara y darle la bienvenida.

 

Como veis, 2017 ha estado cargado de regalos y providencias, por lo que 2018 promete.

¡Os deseo a todos un feliz 2018 lleno de bendiciones!

Nuestro verano 2016. Ser feliz

A medida que pasa el tiempo me voy dando cuenta de la insatisfacción innata con la que vive el hombre. Una vez oí decir a un buen amigo sacerdote, que así será hasta que lleguemos a la Vida Eterna. Nunca somos del todo felices con lo que tenemos. Siempre queremos más. Otra camisa, otro reloj, otro coche, otra casa… Y así, se entra en un bucle, sin más razón que el hecho de cambiar. Nunca estamos contentos del todo con lo que tenemos. Siempre hay un pero.

Creo que una de las claves de la felicidad está en aceptar y disfrutar de lo que uno tiene en cada instante. Ser feliz con ello.

El verano del 2015 fue una pasada. Primero disfrutamos de NY en plan novios, luego estuvimos en Medjugorje 15 días todos juntos, y para finalizar una semanita en Marriot-Málaga.

img_1873

Este verano por razones logísticas y económicas hemos estado a caballo entre Madrid y un pequeño pueblo de Ávila. Alquilamos una casa antigua arreglada en la que poder estar con los dos enanos sin pasar demasiado calor. Montamos nuestra piscinita con la que Santi ha disfrutado un montón, y además ha descubierto un montón de cosas nuevas: vacas, caballos, flores, tractores… El campo en definitiva, y ha sido muy bonito.

img_1818

Un día fue a dar de comer a unas vacas en el prado de su tío, otro recogió flores y moras para dárselas a mama (me lo como), también se subió a un remolque de un tractor (a Santi le flipa todo lo que tenga ruedas, así que, imaginaos).

img_1731

img_1865

Estas han sido mis primeras vacaciones rurales y he de decir que contra todo pronóstico, lo echo de menos.

Reconozco que ha habido un par de ocasiones en las que he pensado que un plan alternativo hubiese sido mejor. Pero entonces me doy cuenta de que es una tentación, y no me dejo vencer por el síndrome del humano insatisfecho. Así que sonrío, cojo aire, respiro y disfruto del momento, aquí en los pies de Gredos. No podría haber un mejor ahora. El año que viene Dios dirá.

img_1898

Cortar el pelo a los niños. Fashion Kids

En mi familia tenemos la gran suerte de contar con una peluquera. Eso significa que para cada evento BBC no he tenido que preocuparme por pelus, ya que la tenía en casa, al igual que para cortes de pelo etc. Vamos, una pasada.

Con el paso de los años la familia ha ido aumentando y como es lógico, mayores y pequeños hemos tenido que ir buscando nuestra peluquería.

Cuando ha llegado el fatídico momento de cortar el pelo a los niños las he pasado canutas, porque lo cierto es que cortarlo en casa, en confianza y con mil personas ayudándote, es lo mejor.

Pero como digo, llegó un momento en que también tuve que buscar peluquería para Santi y entonces fue cuando di con “Fashion Kids”. Seguro que muchas la conocéis. Cuando me puse a buscar solución para la ‘peluca’ de Santi tenía claro que tenía que ser un lugar especializado en niños, con gente que estuviera más que acostumbrada a cortarles el pelo, porque lo de Santi con la tijera es de película.

fashion kids

El primer contacto que tuvimos con ellos fue estupendo, y superó con creces mis expectativas, además de que el enano se portó bastante mejor de lo que esperaba. La peluquería está ambientada para que los niños se sientan lo más cómodos posible. Las sillas son cochecitos o aviones, tienen una pantalla delante para ponerles sus dibujos favoritos mientras les cortan el pelo y ‘que no lloren’, cuentan con una pequeña zona de juegos para la espera… Y además,¡al finalizar les hacen un pequeño regalo!

IMG_0487

IMG_0488

Nosotros hemos ido un par de veces con Santi, y con Lucía. Sí, con Lucía también. Mis hijos tienen bastante pelo, y además, la tienda cuenta con el corte ‘ mis primeros pelillos’ que nos vino fenomenal para dejar a la peque a punto para su bautizo en abril.

Una cosa que me pareció súper graciosa, es que el primer día que acudes con el niño te hacen un pequeño diploma para el recuerdo.

Además también podéis comprar un montón de complementos específicos para los más pequeños: champús, gominas, diademas…. Yo ya me hice con un arsenal de lacitos para la pequeña.

IMG_0489

La verdad es que no es lo más barato del mundo. Pero tampoco es carísimo y teniendo en cuenta la dificultad que presenta cortar el pelo a los niños, yo creo que compensa más que de sobra.

¡Feliz comienzo de semana! Os dejo con Bruce:

Sello de Calidad: Dodot Activity no cuelga

Retomo la conexión con el blog participando en un sorteo que organizan Madresfera y Dodot para presentar los nuevos pañales Dodot Activity.

Estos pañales gracias a su nuevo sistema de Tubos Ultra-Absorbentes distribuyen de tal forma la humedad que permiten que el pañal a penas se mueva y permanezca prácticamente seco.

Para comprobarlo, Madresfera nos hizo llegar un paquete con todo lo necesario para realizar el experimento en casa, y éste fue el resultado.

Como veis en la foto, a la izquierda colocamos el pañal antiguo Dodot Activity, y a la derecha el nuevo, y además preparamos un par de vasos con agua con colorante para ver mejor el efecto.

experimento dodot 1

Tras echar el agua en ambos pañales esperamos 3 minutos para comprobar el resultado y una vez pasado el tiempo pudimos notar bastante diferencia entre uno y otro, y es que el nuevo ¡a penas estaba húmedo!

experimento dodot 2

Al cortar los pañales por la mitad comprobamos cómo el nuevo sistema de tubos del Dodot Activity permite que nuestros hijos estén secos durante mucho más tiempo.

experimento dodot 3

 

Y hasta aquí el experimento.

Lo cierto es que no pudimos comprobarlo en persona con los niños, ya que debido a un error técnico (culpa mía), recibimos una talla de pañales equivocada. Pero tras ver el fantástico resultado del experimento no dudaremos en hacernos con ellos en la próxima compra, y además, ¡esperamos ser los ganadores del sorteo!  😉

Como experiencia personal diré que desde el tercer mes de mi primer hijo hemos usado casi siempre pañales de una marca blanca. Cuando se hizo un poco más mayor y empezó a aguantar más horas durmiendo por la noche, decidimos probar con los Dodot azul de toda la vida ya que se despertaba mojado y fue mano de santo. Es impresionante la diferencia que hay. Y lo cierto es que con este experiemento he vuelto a comprobar que ¡Dodot no cuelga!

PD: Nunca he sido muy manitas, y aquí podéis comprobar cómo se me quedo la mano de colorante después del experimento. ¡Vaya manazas!, nunca mejor dicho.  😀

experimento dodot 4

La Ley de Murphy y los bebés

En las últimas semanas he investigado un poquito acerca de la figura del señor Edward A. Murphy Jr. Capitán de las fuerzas aéreas norteamericanas e ingeniero aereoespacial. ¡Casi ná! Por lo visto enunció la famosa ley cuando estaban llevando a cabo un experimento que no salió del todo bien. Pero en realidad yo sé que esto no es así 😉 , queda muy chulo contarlo así, pero creo que el origen es otro. Edward A. Murphy Jr tuvo un hijo, es decir, sabía lo que era tener un bebé en casa. Seguramente un día de esos de sus experimentos gravitacionales, llego al trabajo después de una nochecita toledana y entonces fue cuando dijo eso de: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

LEYDEMURPHY

En los últimos 4 meses he podido comprobar en primera persona dicha ley, y pobre señor Murphy, le deben estar pitando mucho los oídos allá donde esté. Aquí os dejo una pequeña lista (pequeña porque podría escribir hasta el día del juicio final) de los acontecimientos sucedidos a los que he apodado MomentosLeyDeMurphy:

  • El día antes de montar en el coche por primera vez con el pequeñajo planeamos cómo hacerlo como buenos primerizos. Me explico: cuándo darle el biberón, en qué momento salir… Con lo que no contábamos es que justo antes de salir de casa, al sentarle en la maxicosi, iba a echar la primera vomitona de su vida. Vamos que no se quedó con nada del biberón dentro el pobre.
  • Algo similar pasó el primer día que hicimos un viaje largo en coche con él (2 horas). Estaba todo listo: niño vestido y limpio, bolsa y biberones preparados, abrigos puestos, todos en el umbral de la puerta, y entonces… El niño se hace caca.
  • Cuando el pequeñajo tenía 2 meses empezaron con obras generales en mi bloque, lo que supone ruido, ruido y más ruido. Bueno, se puede llevar. Lo que igual es un poco más complicado es que estando en la ducha y con el niño dentro del baño en la hamaca, se corte la luz.  😕 
  • En los primeros meses de vida del bebé, cuando no duermes más de 3 horas seguidas, en la toma de las 04.00 am, procedes a cambiarle el pañal y darle el biberón. Se queda dormido en tus brazos, le echas en la cuna, se despierta (¡qué maravilla!) Y cuando por fin consigues que se quede dormido, te echas en la cama y entonces oyes como se hace caca.
  • Otra de lo más común es cuando le dejas con el babero puesto un ratito después de comer para que no se manche con las regurgitaciones, y al quitárselo es cuando vomita y se pone hasta arriba de leche.
  • Y la última, y más reciente. El otro día fuimos a hacer compra a un supermercado. El día estaba bastante gris, pero sin lluvia. Y justo cuando estábamos aparcando en la puerta de casa empezó a caer agua, pero además, de esas veces que parece el diluvio universal.

Desde aquí hago un llamamiento a mamás primerizas, desde mi corta experiencia concluyo los siguientes enunciados a tener en cuenta:

Parece mentira que a pesar de esto y otras tantas cosas sea tan maravilloso tener un bebé. ¿No creéis?

¿Y vosotras? ¿También habéis comprobado en primera persona la ley de Murphy? ¡Contadme que os ha pasado!

PD: Gracias a un comentario de una lectora me he dado cuenta que olvidé poner el que hasta ahora ha sido el Gran Momento Ley de Murphy de mi pequeño, el TripleMomentoLeydeMurphy. Una mañana mientras le cambiaba el pañal, se puso a hacer caca a la vez que hacia pis (tipo fuente) poniéndose perdido, y para que la cosa fuera más divertida, también vomitó el pobre. ¡Fue directo a la bañera!  🙂 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: