Categoría: El pequeñajo

El Efecto Bruce

Seguro que muchas habéis oído eso de que durante el embarazo es bueno poner música al bebé, ya que estimula el desarrollo cognitivo-intelectual.

Es más, en un nivel superior esta la teoría que dice que si le pones música clásica el niño tendrá una mayor capacidad de aprendizaje, es lo que llaman el Efecto Mozart”, que también es aplicable a los adultos. Aunque esto de momento como os digo, sólo es una teoría y no hay ningún estudio que lo confirme.

La verdad es que yo leí mucho en el embarazo, pero nunca le dediqué especial atención a esto de la música. Qué queréis que os diga, no me veía en la cama con los auriculares puestos en la tripa, a pesar de que me gusta mucho la música y he crecido con ella.

Hasta ahora no os he contado que en casa hay especial predilección por un tipo de música, bueno, mejor dicho, por un artista en concreto. Nosotros somos de Bruce. A pesar de que me pilla un poco a desmano por la edad y no era lo que escuchaba en mi adolescencia, mi marido fue el responsable de introducirme en el “mundo Bruce” en junio de 2012, para más señas el 17 de junio de 2012.

Suso- Oye, he comprado unas entradas para ver a Bruce en el Bernabeu.

María- Vale.

Suso- Jo, ¿no te parece la pera?

María- Sí, bueno no sé. Si te hace ilusión pues voy contigo.

(La noche del concierto)

Suso- María, tú no sabes muy bien de qué va ésto ¿no?

María- Sí, es un concierto de rock, ¿no?

Suso- Vale, lo vas a flipar.

(4 horas y media más tarde)

María- ¡MADRE MÍA! ¿Pero qué es esto? ¡Impresionante!

Suso- Te lo dije.

María- ¿Cuándo da otro concierto?

Y a partir de entonces yo soy de Bruce. Es más me he llegado a plantear qué voy a hacer cuando Bruce se muera, porque no podré ir a más conciertos. En serio, cuando ves a este tío en concierto lo demás es caca.

Bueno a lo que iba que me desvío del tema. Os estaba contando que durante el embarazo no le hice mucho caso a eso del efecto positivo de la música en los bebés.

Yo tengo por costumbre poner música en casa mientras recojo, y desde que soy de Bruce, hay un DVD que pongo con bastante frecuencia, incluidos los meses de embarazo, es el concierto de Barcelona de 2002.

Ahora con el enano hay que buscarse los huecos para hacer las tareas de la casa, e intento entretenerle con la alfombra de juegos o con dibujos. Hasta el momento sólo hay 3 cosas que le entretienen en la tele: Cantajuegos, Peppa Pig y el concierto de Bruce en Barcelona. Sí, el DVD que he puesto miles de veces durante el embarazo le encanta. Se queda embobado, y hay algunas canciones con las que se parte de risa. De verdad, es mano de santo.

bruce2

No sé si lo del “Efecto Mozart” es cierto, pero os aseguro que el “Efecto Bruce” es verídico. Ahora Santi también es de Bruce.Y su padre y yo felices 😀

¿Y vuestros churumbeles? ¿También les gusta lo que escuchaban cuando estaban en vuestras tripitas?

Ya que Youtube me ha fallado esta vez y no he podido encontrar una de las canciones favoritas del enano, os dejo con una de las mías.

¡Feliz miércoles!

El primer partido de Santi o “que lo que Dios ha unido no lo separe el fútbol”

Como ya os conté, en casa somos bastante futboleros. A mi marido le encanta el fútbol, como a cualquier hombre de este país, y a mí también, saliéndome un poco del estereotipo de mujer que lo pasa fatal cada vez que hay partido en la tele. La única pega que hay (y no pequeña), es que somos de los equipos rivales de la capital, y cada vez que hay derbi nos tenemos que preparar psicológicamente para que no salten chispas.   :mrgreen:

IMG_2250

Cuando nos casamos nos prometimos ser fieles en circunstancias muy difíciles, pero creo que en ese momento ninguno pensaba que tendríamos que pasar por una final de Champions como la del año pasado, La Final. Este año la historia se repite. Sólo puede quedar uno.

Nos hemos planteado seriamente no ver el partido de esta noche juntos. En La Final del año pasado, decidimos que por el bien de nuestro matrimonio era mejor que no. Jajaja. Y así fue, yo me fui a verlo al Calderón y él se quedo en casa con un amigo merengón. Yo ya estaba embarazada, y es por lo que digo que Santi va a ser del Atleti, fue su primer partido de fútbol y ¡no se puede vivir un partido así y no ser colchonero!

El desenlace no fue bueno para mí, de hecho, cuando llegué a casa, dije hola y me metí directamente en la cama. Menos mal que se portaron bien y tuvieron compasión de mí.  🙂 

IMG_2249

Desde el momento 0 del embarazo pedí por activa y por pasiva que nadie me hiciera regalitos de bebé con alguno de los dos escudos… No me gusta vestir así a bebés tan pequeñitos. Pero os podéis imaginar las ‘discusiones’ que hay con respecto al equipo del que será el enano, aunque la verdad, yo muchas veces solo rezo por que le guste el fútbol, porque si no, con todo el fútbol que se ve aquí, lo lleva el claro el pobrecito. En mi favor siempre digo que el primer partido de fútbol que ha vivido ha sido en el Calderón cuando fui a ver La Final, además los partidos los ha vivido dentro mí y por lo tanto ¡algo tengo que haberle transmitido!

Mañana el pobre no se enterará de nada, y la semana que viene tampoco… Pero repito, su primer partido fue en el Calderón. Y eso marca. 😉

Mientras tanto su padre y yo sufriremos (sí, los madridistas también sufren) con la eliminatoria y no descartamos ver separados el partido de vuelta de la semana que viene. Aunque sólo sea por salud mental.

¡Que paséis un feliz día y que pase el mejor!

El primer día de Santi en el pueblo

Casi sin darme cuenta me he plantado en el final de la semana y sin escribir ningún post. Sin quererlo me he tomado otra Semana Santa por mi cuenta. Bueno, al fin y al cabo, estamos en la octava de Pascua 😉

Hoy quiero contaros una de las cosas que hicimos durante las vacaciones: visita al pueblo, como todo hijo de vecino.

Yo nunca tuve “pueblo” ya que siempre viví donde se criaron mis padres hasta que me casé, pero mi marido sí. Se llama Piedrahita (Ávila) y lo cierto es que está enamorado de ella, le trae muy buenos recuerdos de su infancia y adolescencia, y le encanta ir de vez en cuando. Por eso decidimos pasar un día allí y visitar a los tíos. 

Una de las cosas más chulas que hacemos cuando vamos a Piedrahita es visitar las cuadras de mis cuñados y ver a los caballos. Si ese día tenemos suerte podemos ver montar a Ángel haciendo doma vaquera y es una pasada. Además si sobra algo de tiempo y el jefe da el visto bueno, soy yo la que monta y hago lo que puedo 😉  

En la visita de esta Semana Santa, el pequeñajo disfrutó muchísimo viendo a los caballos, ¡estaba alucinado! Era la primera vez que veía un animal y no les quitaba el ojo de encima.

Imagen1

Pero cuando mejor se lo pasó fue al ver a Circe, la perrita que tienen en las cuadras. Estaba todo el rato queriendo jugar con nosotros, intentando subirse a nuestras piernas y Santi se tronchaba de risa. ¡No le daba nada de miedo!

Imagen2

También pudimos dar un paseo por el campo disfrutando del sol que nos hizo ese día y de la naturaleza en estado puro. Sólo se oía el piar de los pájaros y el sonido del arroyo que pasa por allí cerca. La verdad es que valoras y disfrutas mucho más estas pequeñas cosas cuando vives en la gran ciudad y es una suerte que tengamos Piedrahita como referencia para hacer estas escapadas.

Imagen4

La experiencia de ir con Santi por primera vez fue muy bonita y además se portó fenomenal. Estamos deseando que crezca un poco más para poder disfrutarlo aún más con él.

¿Y vosotras? ¿También vais al pueblo con vuestros peques? ¿Qué es lo que más les gusta?

¡Feliz fin de semana!

Hoy el pequeñajo cumple 4 meses

Hoy mi enano cumple 4 meses. Qué rápido pasa el tiempo, me da vértigo pensar en el día que tenga que empezar el cole. Pues sí, hoy mi canijo hace 4 meses como 4 soles. El otro día en la revisión nuestras sospechas se confirmaron: 7,250 kg y 65,50 cm. Nuestro hijo está enorme y muy sano, gracias a Dios. En palabras de la enfermera: “parece que tiene 6 ó 7 meses”. Y así es, no hay nada de ropa en el armario que baje de los 6 meses.

Cada día me sobrecojo más ante la idea de que esto es para siempre. Y me siento muy afortunada. Intento disfrutar de cada minuto que paso a su lado, porque soy muy consciente de que el tiempo pasa rapidísimo, a la misma velocidad que mi pequeño crece. Por eso, a pesar de que hay momentos duros (si mi padre lee esto me mata, ya lo explicaré en otro post, pero quedaros con que de bebé tuve cólicos los 3 primeros meses), en los que quieres dormir 5 minutitos más, hacer la casa y no puedes, tumbarte en el sofá, darte una ducha tranquilamente, desayunar sin oír un gruñido, o simplemente no hacer nada de nada; no me perdería ni un segundo a su lado.

El cambio que ha pegado Santi en 4 meses es impresionante y me encanta ver cómo cada día evoluciona un poquito más. Hoy, por ser su cumplemes, he querido hacer una recopilación de todas esas cosas que hacen que me enamore un poquito más de mi pequeño.

Imagen7

¡FELIZ CUMPLEMES, MI AMOR!

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: