Categoría: Embarazo

Cómo conseguir que los niños se duerman solos en su cama

Es una buena pregunta ¿verdad? Vuelvo al blog para contaros un nuevo episodio en nuestra vida con los niños, cómo lo estamos afrontando y pediros consejo a las que me lleváis la delantera.

En apenas unas semanas el tercero, Javier, llegará a nuestras vidas, lo que suponemos que será un cambio importante para los 4… Hace tiempo que lo estamos “trabajando” con los niños para que no les pille muy de sorpresa, aunque lo más seguro es que tengan su tiempecito de adaptación a la nueva situación.

Y nosotros también nos hemos preparado, psicológicamente sobre todo, para que esta nueva etapa sea lo más fácil posible para todos. Aunque os voy a contar algún que otro cambio que hemos introducido en las rutinas también:

Cambios de rutinas

Uno de los principales objetivos es que Santi y Lucía sean lo más autónomos posible dentro de que tienen 3 y 2 años. Algunas de las cosas que hemos conseguido (más o menos 😊) son:

  • Procuramos que coman solos, aunque al final del plato siempre necesitan una ayudita, y a veces, mola mucho que me lo den papá y mamá 😊.
  • Ponerse y quitarse solos los abrigos.
  • Desvestirse y vestirse solos. Ha sido la incorporación más reciente y la estamos trabajando sobre todo en la hora del baño, porque por la mañana están tan dormidos que es muy complicado. Lo cierto es que van poco a poco, pero lo hacen bastante bien.

Dormir solita

El otro objetivo fundamental y que es el que quería contaros hoy es que Lucía se duerma sola en la cama. Pensamos que llegados a este punto es súper importante conseguirlo para que al llegar Javier a casa el día a día sea más fácil.

Con Santi reconozco que no lo hicimos del todo bien. Cuando le cambiamos de cuna a cama empezó durmiéndose él solo muy bien, pero a los pocos meses empezó a pedir que nos quedáramos uno con él en la cama… y claro, teniendo a Lucía tan bebé, hacíamos lo que hiciera falta para que se durmiera. Tardamos unos cuantos meses en revertir la situación, hasta que Santi consiguió dormir solo en su cama.

A Lucía la hemos estado durmiendo en su carro hasta ahora… se dormía enseguida y la pasábamos a la cama, peeero hemos decidido que se tenía que acabar. El primer paso es reconocer el error ;-). En principio no debería ser complicado, porque en el cole se duerme sola en su camita con su apego… pero ya se sabe que en el cole son “otros niños”.

Los pasos que estamos siguiendo son los siguientes:

  • La acompañamos a la habitación tras seguir su rutina habitual de noche (cuento, lavado de dientes), le damos un besito y la tumbamos.
  • Nosotros apagamos la luz, no dejamos ninguna lamparita encendida y ningún quitamiedos.
  • Como de primeras según salimos de la habitación se pone a llorar, nos sentamos al lado de la cama en una silla hasta que se duerme, y la verdad que saber que alguien está con ella, la tranquiliza mucho (siempre con la luz apagada). Lo que pedía al principio era que nos tumbásemos con ella, (que también lo hemos hecho muchas veces y es muy efectivo), pero nos acabábamos despertando a las 12 en su cama sin cenar y sin haber hecho nada 😕 , es decir, error.

*Su tutora nos comentó que es muy importante que nos quedemos al lado de la cama, pero sin darle la mano.

Por ahora está funcionando y se duerme en unos 15-20 min. Hay algún día que se hace más la remolona, nos pide agua, da más vueltas.. pero al final se duerme.

Su tutora nos dijo que cada día vayamos poniendo la silla más lejos de la cama, hasta que al final estemos fuera de la habitación…. Lo veo complicado… pero no imposible, así que a por ello.

Motivación

Días antes de empezar con la operación dormir-sola, se me ocurrió que podía hacerle un cuadro de motivación/recompensas, donde cada día que consiguiera dormir sola pondría una pegatina (le encanta) hasta llegar a algún premio tipo chuches o algo así.

Por ahora funciona muy bien.

Además estamos reforzando mucho con comentarios positivos del tipo “eres muy mayor”, “ eres mayor como Santi”, “lo has conseguido”, etc…

¡Espero que en unas semanas esté conseguido!

Vosotras ¿cómo lo habéis hecho? ¿Algún consejo?

La luz de la fecundación

Hace unos días descubrí un vídeo que se está haciendo viral y que quiero compartir con vosotros.

El vídeo consiguió que me fascinara, aún más si cabe, el milagro que es la Vida, y lo absolutamente increíble que es tener un hijo, concebirlo y llevarlo durante 9 meses, tener vida dentro de nosotras. Qué maravilla y qué regalo poder decir que ésto es lo que ocurre en nuestro interior. ¡Qué misterio!

Gracias Iker por ser tan auténtico. Gracias por ser tan valiente.

Cuando la Vida se nos regala

¡Buenos días!

Sé que he estado más que desaparecida en los últimos meses… El día a día ha podido conmigo. La constancia no es uno de mis fuertes, pero prometo seguir intentándolo. Reconozco que tras casi 4 meses de ausencia hay poquitas excusas que valgan, pero lo importante es que ¡he vuelto!

Te escribo desde un sitio espectacular de la Costa Del Sol, regalo de la providencia, como todo nuestro verano. Estamos siendo avasallados por una sobreabundancia de gracia, y no podemos más que disfrutarlo y dar gracias diariamente.

Mi enano ha cumplido 9 meses hace unos días. Está sano, fuerte, grande y precioso. No podemos pedirle más a la vida la verdad.

Este tiempo ha pasado muy rápido. Ya sabréis por experiencia que la vida con niños va a 1000 por hora, y no nos da tiempo a saborear la belleza del momento. Por eso, a veces me paro un poquito entre cansancio, biberones, potitos, juguetes, casa, trabajo, y me siento a su lado para disfrutar de ese instante. El tiempo pasa y no vuelve, y éste en concreto está siendo precioso, Santi esta para comérselo y a pesar de ser una etapa durilla de agotamiento, no lo cambio por nada del mundo.

Como ya adelantaba en alguna red social estos días atrás, tengo la alegría de volver al blog con una súper sorpresa. Con Santi a punto de empezar a caminar, gateando por todos los suelos del mundo, con 6 dientes y 10 kg….. ¡Estamos esperando una niña! Si Dios quiere, Lucía estará con nosotros antes de Reyes.

IMG_2363

Coincide que justo el último día que publiqué en el blog, confirmé con un predictor lo que venía sospechando desde hacía algunos días. Y ahora que estoy en mi segundo embarazo, lo puedo confirmar: las mujeres tenemos un sexto sentido para ésto, no me digáis por qué, pero de nuevo sabía que algo pasaba. Ese día celebramos la noticia con una comida en uno de nuestros clásicos, el New York Burguer. Sí, creo que esta celebración se ha convertido en una especie de tradición, ¿lo recuerdas?

Hasta el momento todo está yendo fenomenal, y en mi semana 21 de embarazo y con otro enano en casa puedo decir que casi ni me estoy enterando.

Ya os adelanto yo las cuentas, los pequeños se van a llevar 13 meses y medio. ¡Una locura! Somos conscientes de lo que nos espera (o no, ya os lo dire 😉 ), pero os aseguro que ¡no podemos estar más contentos! Tener hijos es una bendición, un regalo y un don. Os mentiría si no os dijera que al principio casi me muero del miedo, pero es que cuando la vida se nos regala solo puedes acogerla y abrazarla, agradecida. Así lo estoy viviendo. Y es que ¡ya somos 4!

IMG_2489

¡Feliz martes!

P.D: Como sé que hay alguna que otra mami con niños pequeños seguidos detrás de la pantalla, ¡se aceptan mogollón de consejos!

El Efecto Bruce

Seguro que muchas habéis oído eso de que durante el embarazo es bueno poner música al bebé, ya que estimula el desarrollo cognitivo-intelectual.

Es más, en un nivel superior esta la teoría que dice que si le pones música clásica el niño tendrá una mayor capacidad de aprendizaje, es lo que llaman el Efecto Mozart”, que también es aplicable a los adultos. Aunque esto de momento como os digo, sólo es una teoría y no hay ningún estudio que lo confirme.

La verdad es que yo leí mucho en el embarazo, pero nunca le dediqué especial atención a esto de la música. Qué queréis que os diga, no me veía en la cama con los auriculares puestos en la tripa, a pesar de que me gusta mucho la música y he crecido con ella.

Hasta ahora no os he contado que en casa hay especial predilección por un tipo de música, bueno, mejor dicho, por un artista en concreto. Nosotros somos de Bruce. A pesar de que me pilla un poco a desmano por la edad y no era lo que escuchaba en mi adolescencia, mi marido fue el responsable de introducirme en el “mundo Bruce” en junio de 2012, para más señas el 17 de junio de 2012.

Suso- Oye, he comprado unas entradas para ver a Bruce en el Bernabeu.

María- Vale.

Suso- Jo, ¿no te parece la pera?

María- Sí, bueno no sé. Si te hace ilusión pues voy contigo.

(La noche del concierto)

Suso- María, tú no sabes muy bien de qué va ésto ¿no?

María- Sí, es un concierto de rock, ¿no?

Suso- Vale, lo vas a flipar.

(4 horas y media más tarde)

María- ¡MADRE MÍA! ¿Pero qué es esto? ¡Impresionante!

Suso- Te lo dije.

María- ¿Cuándo da otro concierto?

Y a partir de entonces yo soy de Bruce. Es más me he llegado a plantear qué voy a hacer cuando Bruce se muera, porque no podré ir a más conciertos. En serio, cuando ves a este tío en concierto lo demás es caca.

Bueno a lo que iba que me desvío del tema. Os estaba contando que durante el embarazo no le hice mucho caso a eso del efecto positivo de la música en los bebés.

Yo tengo por costumbre poner música en casa mientras recojo, y desde que soy de Bruce, hay un DVD que pongo con bastante frecuencia, incluidos los meses de embarazo, es el concierto de Barcelona de 2002.

Ahora con el enano hay que buscarse los huecos para hacer las tareas de la casa, e intento entretenerle con la alfombra de juegos o con dibujos. Hasta el momento sólo hay 3 cosas que le entretienen en la tele: Cantajuegos, Peppa Pig y el concierto de Bruce en Barcelona. Sí, el DVD que he puesto miles de veces durante el embarazo le encanta. Se queda embobado, y hay algunas canciones con las que se parte de risa. De verdad, es mano de santo.

bruce2

No sé si lo del “Efecto Mozart” es cierto, pero os aseguro que el “Efecto Bruce” es verídico. Ahora Santi también es de Bruce.Y su padre y yo felices 😀

¿Y vuestros churumbeles? ¿También les gusta lo que escuchaban cuando estaban en vuestras tripitas?

Ya que Youtube me ha fallado esta vez y no he podido encontrar una de las canciones favoritas del enano, os dejo con una de las mías.

¡Feliz miércoles!

El primer partido de Santi o “que lo que Dios ha unido no lo separe el fútbol”

Como ya os conté, en casa somos bastante futboleros. A mi marido le encanta el fútbol, como a cualquier hombre de este país, y a mí también, saliéndome un poco del estereotipo de mujer que lo pasa fatal cada vez que hay partido en la tele. La única pega que hay (y no pequeña), es que somos de los equipos rivales de la capital, y cada vez que hay derbi nos tenemos que preparar psicológicamente para que no salten chispas.   :mrgreen:

IMG_2250

Cuando nos casamos nos prometimos ser fieles en circunstancias muy difíciles, pero creo que en ese momento ninguno pensaba que tendríamos que pasar por una final de Champions como la del año pasado, La Final. Este año la historia se repite. Sólo puede quedar uno.

Nos hemos planteado seriamente no ver el partido de esta noche juntos. En La Final del año pasado, decidimos que por el bien de nuestro matrimonio era mejor que no. Jajaja. Y así fue, yo me fui a verlo al Calderón y él se quedo en casa con un amigo merengón. Yo ya estaba embarazada, y es por lo que digo que Santi va a ser del Atleti, fue su primer partido de fútbol y ¡no se puede vivir un partido así y no ser colchonero!

El desenlace no fue bueno para mí, de hecho, cuando llegué a casa, dije hola y me metí directamente en la cama. Menos mal que se portaron bien y tuvieron compasión de mí.  🙂 

IMG_2249

Desde el momento 0 del embarazo pedí por activa y por pasiva que nadie me hiciera regalitos de bebé con alguno de los dos escudos… No me gusta vestir así a bebés tan pequeñitos. Pero os podéis imaginar las ‘discusiones’ que hay con respecto al equipo del que será el enano, aunque la verdad, yo muchas veces solo rezo por que le guste el fútbol, porque si no, con todo el fútbol que se ve aquí, lo lleva el claro el pobrecito. En mi favor siempre digo que el primer partido de fútbol que ha vivido ha sido en el Calderón cuando fui a ver La Final, además los partidos los ha vivido dentro mí y por lo tanto ¡algo tengo que haberle transmitido!

Mañana el pobre no se enterará de nada, y la semana que viene tampoco… Pero repito, su primer partido fue en el Calderón. Y eso marca. 😉

Mientras tanto su padre y yo sufriremos (sí, los madridistas también sufren) con la eliminatoria y no descartamos ver separados el partido de vuelta de la semana que viene. Aunque sólo sea por salud mental.

¡Que paséis un feliz día y que pase el mejor!

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: