En mi familia tenemos la gran suerte de contar con una peluquera. Eso significa que para cada evento BBC no he tenido que preocuparme por pelus, ya que la tenía en casa, al igual que para cortes de pelo etc. Vamos, una pasada.

Con el paso de los años la familia ha ido aumentando y como es lógico, mayores y pequeños hemos tenido que ir buscando nuestra peluquería.

Cuando ha llegado el fatídico momento de cortar el pelo a los niños las he pasado canutas, porque lo cierto es que cortarlo en casa, en confianza y con mil personas ayudándote, es lo mejor.

Pero como digo, llegó un momento en que también tuve que buscar peluquería para Santi y entonces fue cuando di con “Fashion Kids”. Seguro que muchas la conocéis. Cuando me puse a buscar solución para la ‘peluca’ de Santi tenía claro que tenía que ser un lugar especializado en niños, con gente que estuviera más que acostumbrada a cortarles el pelo, porque lo de Santi con la tijera es de película.

fashion kids

El primer contacto que tuvimos con ellos fue estupendo, y superó con creces mis expectativas, además de que el enano se portó bastante mejor de lo que esperaba. La peluquería está ambientada para que los niños se sientan lo más cómodos posible. Las sillas son cochecitos o aviones, tienen una pantalla delante para ponerles sus dibujos favoritos mientras les cortan el pelo y ‘que no lloren’, cuentan con una pequeña zona de juegos para la espera… Y además,¡al finalizar les hacen un pequeño regalo!

IMG_0487

IMG_0488

Nosotros hemos ido un par de veces con Santi, y con Lucía. Sí, con Lucía también. Mis hijos tienen bastante pelo, y además, la tienda cuenta con el corte ‘ mis primeros pelillos’ que nos vino fenomenal para dejar a la peque a punto para su bautizo en abril.

Una cosa que me pareció súper graciosa, es que el primer día que acudes con el niño te hacen un pequeño diploma para el recuerdo.

Además también podéis comprar un montón de complementos específicos para los más pequeños: champús, gominas, diademas…. Yo ya me hice con un arsenal de lacitos para la pequeña.

IMG_0489

La verdad es que no es lo más barato del mundo. Pero tampoco es carísimo y teniendo en cuenta la dificultad que presenta cortar el pelo a los niños, yo creo que compensa más que de sobra.

¡Feliz comienzo de semana! Os dejo con Bruce:

Deja un comentario