Casi sin darme cuenta me he plantado en el final de la semana y sin escribir ningún post. Sin quererlo me he tomado otra Semana Santa por mi cuenta. Bueno, al fin y al cabo, estamos en la octava de Pascua 😉

Hoy quiero contaros una de las cosas que hicimos durante las vacaciones: visita al pueblo, como todo hijo de vecino.

Yo nunca tuve “pueblo” ya que siempre viví donde se criaron mis padres hasta que me casé, pero mi marido sí. Se llama Piedrahita (Ávila) y lo cierto es que está enamorado de ella, le trae muy buenos recuerdos de su infancia y adolescencia, y le encanta ir de vez en cuando. Por eso decidimos pasar un día allí y visitar a los tíos. 

Una de las cosas más chulas que hacemos cuando vamos a Piedrahita es visitar las cuadras de mis cuñados y ver a los caballos. Si ese día tenemos suerte podemos ver montar a Ángel haciendo doma vaquera y es una pasada. Además si sobra algo de tiempo y el jefe da el visto bueno, soy yo la que monta y hago lo que puedo 😉  

En la visita de esta Semana Santa, el pequeñajo disfrutó muchísimo viendo a los caballos, ¡estaba alucinado! Era la primera vez que veía un animal y no les quitaba el ojo de encima.

Imagen1

Pero cuando mejor se lo pasó fue al ver a Circe, la perrita que tienen en las cuadras. Estaba todo el rato queriendo jugar con nosotros, intentando subirse a nuestras piernas y Santi se tronchaba de risa. ¡No le daba nada de miedo!

Imagen2

También pudimos dar un paseo por el campo disfrutando del sol que nos hizo ese día y de la naturaleza en estado puro. Sólo se oía el piar de los pájaros y el sonido del arroyo que pasa por allí cerca. La verdad es que valoras y disfrutas mucho más estas pequeñas cosas cuando vives en la gran ciudad y es una suerte que tengamos Piedrahita como referencia para hacer estas escapadas.

Imagen4

La experiencia de ir con Santi por primera vez fue muy bonita y además se portó fenomenal. Estamos deseando que crezca un poco más para poder disfrutarlo aún más con él.

¿Y vosotras? ¿También vais al pueblo con vuestros peques? ¿Qué es lo que más les gusta?

¡Feliz fin de semana!

2 comments on “El primer día de Santi en el pueblo”

    • Jaja yo de pequeña me preguntaba por qué mis amigas tenian pueblo y yo no… jajaja La verdad que es una chulada poder ir ahora al de maridín!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.