Como ya os conté, en casa somos bastante futboleros. A mi marido le encanta el fútbol, como a cualquier hombre de este país, y a mí también, saliéndome un poco del estereotipo de mujer que lo pasa fatal cada vez que hay partido en la tele. La única pega que hay (y no pequeña), es que somos de los equipos rivales de la capital, y cada vez que hay derbi nos tenemos que preparar psicológicamente para que no salten chispas.   :mrgreen:

IMG_2250

Cuando nos casamos nos prometimos ser fieles en circunstancias muy difíciles, pero creo que en ese momento ninguno pensaba que tendríamos que pasar por una final de Champions como la del año pasado, La Final. Este año la historia se repite. Sólo puede quedar uno.

Nos hemos planteado seriamente no ver el partido de esta noche juntos. En La Final del año pasado, decidimos que por el bien de nuestro matrimonio era mejor que no. Jajaja. Y así fue, yo me fui a verlo al Calderón y él se quedo en casa con un amigo merengón. Yo ya estaba embarazada, y es por lo que digo que Santi va a ser del Atleti, fue su primer partido de fútbol y ¡no se puede vivir un partido así y no ser colchonero!

El desenlace no fue bueno para mí, de hecho, cuando llegué a casa, dije hola y me metí directamente en la cama. Menos mal que se portaron bien y tuvieron compasión de mí.  🙂 

IMG_2249

Desde el momento 0 del embarazo pedí por activa y por pasiva que nadie me hiciera regalitos de bebé con alguno de los dos escudos… No me gusta vestir así a bebés tan pequeñitos. Pero os podéis imaginar las ‘discusiones’ que hay con respecto al equipo del que será el enano, aunque la verdad, yo muchas veces solo rezo por que le guste el fútbol, porque si no, con todo el fútbol que se ve aquí, lo lleva el claro el pobrecito. En mi favor siempre digo que el primer partido de fútbol que ha vivido ha sido en el Calderón cuando fui a ver La Final, además los partidos los ha vivido dentro mí y por lo tanto ¡algo tengo que haberle transmitido!

Mañana el pobre no se enterará de nada, y la semana que viene tampoco… Pero repito, su primer partido fue en el Calderón. Y eso marca. 😉

Mientras tanto su padre y yo sufriremos (sí, los madridistas también sufren) con la eliminatoria y no descartamos ver separados el partido de vuelta de la semana que viene. Aunque sólo sea por salud mental.

¡Que paséis un feliz día y que pase el mejor!

2 comments on “El primer partido de Santi o “que lo que Dios ha unido no lo separe el fútbol””

  1. jajajaja, yo he sido muy futbolera!!! llevé a Alfonso por primera vez al estadio con 13 meses! luego lo intenté con casi tres años y como la gente gritaba, se asustó y por <hora no quiere volver!! Yo soy del Sporting y maridín del Madrid, pero lo tengo fácil porque vivimos en Gijón, jaja

    • Jajaja, yo ya estoy bastante calmadita… pero en su dia yo era de comprar Marca (al loro)… Yo lleve a Santi en la tripita con 3 meses a penas.. pero creo que cuando el maridín no me va a dejar llevarle ahora al Calderón… jeje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.