La llegada de Javi ha sido una auténtica ¡revolucion! Pero para bien, es más, para mucho mejor que bien.

Hace unos días os escribía para contaros cómo estábamos haciendo para que Lucía aprendiera a dormir sola en su cama, sin ” ayuda”.

Al fin os puedo decir que ¡¡lo hemos conseguido!! Realmente no hemos sido nosotros… su hermano Javier ha sido el “responsable”  😛

Antes del nacimiento pensábamos que la que más iba a notar el cambio iba a ser la pequeña de la casa, pero nada más lejos de la realidad. Ha cambiado muchísimo en cuanto a comportamiento, tiene muchas menos rabietas, de repente ha adquirido el rol de “mayor”. Y además, de repente, se duerme sola.  😀

Nos estaba costando mucho que se durmiera sola, demandaba un montón que nos quedásemos con ella en la habitación y no había forma de quitar la silla.

Al volver del hospital con Javi nos llevamos la sorpresa de que ella era la que se iba a la cama, y además ¡sin silla!

Está súper contenta de irse sola a dormir y no hace más que decir que es muy mayor. Bien es cierto que se queda un rato tumbada cantando y contando cosas hasta que se duerme… 🙂 ¡Pero no sabéis el alivio y el desahogo que es este logro!

Esto nos ha enseñado y demostrado una cosa y es que… cuando los niños tienen rabietas y se “encabezonan” con algo, en realidad, ¡no les pasa nada! Mirad que forma más sencilla de resolver el conflicto de dormirse sola, ¡el nacimiento de su hermano! ¡Quién nos lo iba a decir!

Ahora… a por la operación pañal. 🙂 Deseadme suerte

PD: Le dimos su premio/recompensa en forma de ramo de chuches

2 comments on “Operación dormir sola, ¡conseguido!”

  1. Me encanta el cuadrante que sale en la foto! Te ha ayudado a motivarla para dormir sola? Tengo a la primogénita en esta fase y está siendo dificilillo… Y estoy pensando en copiarte ese modelo (hay recompensa cada x días que se duerma sola, no?) Gracias!

    • Claro!!! copiatelo! toda ayuda es poca. La verdad que a mi sí que me ayudó a motivarla. No habia recompensa hasta que llegábamos al cuadrado del regalo. Cada día que dormía sola poníamos una pegatina y yo se lo exageraba mucho para que viera lo contenta que me ponía, y que ya era mayor.
      Es verdad que la llegada del bebé ha sido una gran ayuda en nuestro caso, la ha hecho reafirmarse como “niña mayor” en muchos aspectos, también en el de dormir sola…

      Suerte!!!

Deja un comentario