La Ley de Murphy y los bebés

En las últimas semanas he investigado un poquito acerca de la figura del señor Edward A. Murphy Jr. Capitán de las fuerzas aéreas norteamericanas e ingeniero aereoespacial. ¡Casi ná! Por lo visto enunció la famosa ley cuando estaban llevando a cabo un experimento que no salió del todo bien. Pero en realidad yo sé que esto no es así 😉 , queda muy chulo contarlo así, pero creo que el origen es otro. Edward A. Murphy Jr tuvo un hijo, es decir, sabía lo que era tener un bebé en casa. Seguramente un día de esos de sus experimentos gravitacionales, llego al trabajo después de una nochecita toledana y entonces fue cuando dijo eso de: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

LEYDEMURPHY

En los últimos 4 meses he podido comprobar en primera persona dicha ley, y pobre señor Murphy, le deben estar pitando mucho los oídos allá donde esté. Aquí os dejo una pequeña lista (pequeña porque podría escribir hasta el día del juicio final) de los acontecimientos sucedidos a los que he apodado MomentosLeyDeMurphy:

  • El día antes de montar en el coche por primera vez con el pequeñajo planeamos cómo hacerlo como buenos primerizos. Me explico: cuándo darle el biberón, en qué momento salir… Con lo que no contábamos es que justo antes de salir de casa, al sentarle en la maxicosi, iba a echar la primera vomitona de su vida. Vamos que no se quedó con nada del biberón dentro el pobre.
  • Algo similar pasó el primer día que hicimos un viaje largo en coche con él (2 horas). Estaba todo listo: niño vestido y limpio, bolsa y biberones preparados, abrigos puestos, todos en el umbral de la puerta, y entonces… El niño se hace caca.
  • Cuando el pequeñajo tenía 2 meses empezaron con obras generales en mi bloque, lo que supone ruido, ruido y más ruido. Bueno, se puede llevar. Lo que igual es un poco más complicado es que estando en la ducha y con el niño dentro del baño en la hamaca, se corte la luz.  😕 
  • En los primeros meses de vida del bebé, cuando no duermes más de 3 horas seguidas, en la toma de las 04.00 am, procedes a cambiarle el pañal y darle el biberón. Se queda dormido en tus brazos, le echas en la cuna, se despierta (¡qué maravilla!) Y cuando por fin consigues que se quede dormido, te echas en la cama y entonces oyes como se hace caca.
  • Otra de lo más común es cuando le dejas con el babero puesto un ratito después de comer para que no se manche con las regurgitaciones, y al quitárselo es cuando vomita y se pone hasta arriba de leche.
  • Y la última, y más reciente. El otro día fuimos a hacer compra a un supermercado. El día estaba bastante gris, pero sin lluvia. Y justo cuando estábamos aparcando en la puerta de casa empezó a caer agua, pero además, de esas veces que parece el diluvio universal.

Desde aquí hago un llamamiento a mamás primerizas, desde mi corta experiencia concluyo los siguientes enunciados a tener en cuenta:

Parece mentira que a pesar de esto y otras tantas cosas sea tan maravilloso tener un bebé. ¿No creéis?

¿Y vosotras? ¿También habéis comprobado en primera persona la ley de Murphy? ¡Contadme que os ha pasado!

PD: Gracias a un comentario de una lectora me he dado cuenta que olvidé poner el que hasta ahora ha sido el Gran Momento Ley de Murphy de mi pequeño, el TripleMomentoLeydeMurphy. Una mañana mientras le cambiaba el pañal, se puso a hacer caca a la vez que hacia pis (tipo fuente) poniéndose perdido, y para que la cosa fuera más divertida, también vomitó el pobre. ¡Fue directo a la bañera!  🙂 

Memorias de mi embarazo (III): el andar elefantil

Como os cuento en ¿Quién soy yo?, decidí empezar con este blog cuando estaba haciendo reposo por una amenaza de parto prematuro (APP) a mis 34 semanas de gestación. Sin embargo, no lo he podido poner en marcha hasta hace unas semanas. Pero haciendo un poco de “limpia” en el ordenador me he encontrado con un borrador de post que hice en mis últimas semanas de embarazo.

No me acordaba de él, y me ha hecho mucha gracia leerlo. Por eso os lo copio tal y como está escrito, como si os lo estuviera contando en esas fechas.

 

Desde el ingreso por APP he empezado a notar en mí una nueva conducta que juré y perjuré que jamás iba a tener, lo he bautizado con dos nombres diferentes que vienen a decir lo mismo: caminar cual elefante. Los andares de elefante o el andar elefantil.

En mi defensa diré que en mi caso es algo totalmente normal, ya que, el enano pesa 2,500kg a 6 semanas del día del parto y mi tripa tiene el tamaño de un globo terráqueo tamaño natural.

Lo que me parece un poco exagerado (perdonadme todas aquellas que lo sufráis), es el andar elefantil cuando la tripa no tiene ni el tamaño de un guisante. Siempre que veía alguna chica con una tripa cual canica y caminando como si le fuera la vida en ello, con la mano en los riñones y la espalda curvada hacia atrás pensaba: “que si tranquila, maja, que se te nota que estás embarazada”. Os aseguro q en mi caso, no es por querer hacerlo notar, mi tripa ya llama la atención lo suficiente por sí misma.

Ahora que soy yo la que lo hace, pido perdón a todas aquellas mujeres que en su embarazo aplican o aplicaron el andar elefantil, ya fuera por orgullo de madre o cualquier otra causa…

Yo os digo una cosa, espero que lo que queda de embarazo pase pronto porque la velocidad de mis andares de elefante es de 0,5 km/h y así no llego a ningún lado.

 

Y para muestra un botón. ¡Mirad que pedazo de triponcio que tenía! Ay, mi madre, ¡con razón estas estrías que tengo ahora!

IMG_6049 IMG_6062

¿Vosotras también adoptasteis el andar elefantil durante el embarazo?

Premio Dardos

¡Muy buenos días!

Empezando la semana con ganas y energía, hoy tengo la suerte de publicar mi primer premio para el blog, ¡el Premio Dardos!

premio dardos

El Premio Dardos es una iniciativa que reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de mantener un blog. Es otorgado por otros blogueros, ya que son ellos lo que saben el esfuerzo que supone tener un blog, y en mi caso ha sido Asun de Mamá y Su Bebé, por lo que desde aquí le doy las gracias.

Además del reconocimiento que supone un premio así, creo que ayuda mucho a darte a conocer en el mundo 2.0 y descubrir otros blogs nominados como tú. Osea que yo creo que al final todos salimos ganando  😉 

Este premio tiene una serie de requisitos:

-Poner la imagen del premio en el blog.

-Mencionar y enlazar al blog que nos ha otorgado el premio

-Otorgar el premio a otros 15 bloggers, avisándoles personalmente que han sido nominados.

-Visitar los blogs del los demás nominados, ya que lo que se pretende es dar a conocer otros blogs para que estos crezcan.

-Responder a las 11 preguntas que te haga la persona que te nominó.

-Realizar 11 preguntas a los blogs nominados o pedirles que te cuenten 11 cosas sobre ellos.

En mi caso, Asun me pidió que os contara 11 cosas sobre mí, así que allá va… Hoy me vais a conocer un poquito más.

premio dardos missarrullos

Yo también voy a pedir que me contéis 11 cositas sobre vosotras Y perdonad si ya habéis participado en un premio de este tipo… pero estoy en el mundo blogueril desde hace poco y no me podía poner a leer “de pe a pa” todos vuestros blogs  😛 

Quiero que me cuenten cosas:

No soy una drama mamá

Piezecitos

Mi pollito dice pío

Oh Wait I’m mother

Pompas de elefante

Consejos de una mamá novata

Oh mamma mía

La madre que lo parió

Me río de Mary Poppins

Mi refugio virtual

Algo más de 9 meses

Lapsicomami

Diario de una endorfina

Mi mundo tal cual

Trastadas de mamá

Sed felices y ¡Feliz lunes!

El Efecto Bruce

Seguro que muchas habéis oído eso de que durante el embarazo es bueno poner música al bebé, ya que estimula el desarrollo cognitivo-intelectual.

Es más, en un nivel superior esta la teoría que dice que si le pones música clásica el niño tendrá una mayor capacidad de aprendizaje, es lo que llaman el Efecto Mozart”, que también es aplicable a los adultos. Aunque esto de momento como os digo, sólo es una teoría y no hay ningún estudio que lo confirme.

La verdad es que yo leí mucho en el embarazo, pero nunca le dediqué especial atención a esto de la música. Qué queréis que os diga, no me veía en la cama con los auriculares puestos en la tripa, a pesar de que me gusta mucho la música y he crecido con ella.

Hasta ahora no os he contado que en casa hay especial predilección por un tipo de música, bueno, mejor dicho, por un artista en concreto. Nosotros somos de Bruce. A pesar de que me pilla un poco a desmano por la edad y no era lo que escuchaba en mi adolescencia, mi marido fue el responsable de introducirme en el “mundo Bruce” en junio de 2012, para más señas el 17 de junio de 2012.

Suso- Oye, he comprado unas entradas para ver a Bruce en el Bernabeu.

María- Vale.

Suso- Jo, ¿no te parece la pera?

María- Sí, bueno no sé. Si te hace ilusión pues voy contigo.

(La noche del concierto)

Suso- María, tú no sabes muy bien de qué va ésto ¿no?

María- Sí, es un concierto de rock, ¿no?

Suso- Vale, lo vas a flipar.

(4 horas y media más tarde)

María- ¡MADRE MÍA! ¿Pero qué es esto? ¡Impresionante!

Suso- Te lo dije.

María- ¿Cuándo da otro concierto?

Y a partir de entonces yo soy de Bruce. Es más me he llegado a plantear qué voy a hacer cuando Bruce se muera, porque no podré ir a más conciertos. En serio, cuando ves a este tío en concierto lo demás es caca.

Bueno a lo que iba que me desvío del tema. Os estaba contando que durante el embarazo no le hice mucho caso a eso del efecto positivo de la música en los bebés.

Yo tengo por costumbre poner música en casa mientras recojo, y desde que soy de Bruce, hay un DVD que pongo con bastante frecuencia, incluidos los meses de embarazo, es el concierto de Barcelona de 2002.

Ahora con el enano hay que buscarse los huecos para hacer las tareas de la casa, e intento entretenerle con la alfombra de juegos o con dibujos. Hasta el momento sólo hay 3 cosas que le entretienen en la tele: Cantajuegos, Peppa Pig y el concierto de Bruce en Barcelona. Sí, el DVD que he puesto miles de veces durante el embarazo le encanta. Se queda embobado, y hay algunas canciones con las que se parte de risa. De verdad, es mano de santo.

bruce2

No sé si lo del “Efecto Mozart” es cierto, pero os aseguro que el “Efecto Bruce” es verídico. Ahora Santi también es de Bruce.Y su padre y yo felices 😀

¿Y vuestros churumbeles? ¿También les gusta lo que escuchaban cuando estaban en vuestras tripitas?

Ya que Youtube me ha fallado esta vez y no he podido encontrar una de las canciones favoritas del enano, os dejo con una de las mías.

¡Feliz miércoles!

El primer partido de Santi o “que lo que Dios ha unido no lo separe el fútbol”

Como ya os conté, en casa somos bastante futboleros. A mi marido le encanta el fútbol, como a cualquier hombre de este país, y a mí también, saliéndome un poco del estereotipo de mujer que lo pasa fatal cada vez que hay partido en la tele. La única pega que hay (y no pequeña), es que somos de los equipos rivales de la capital, y cada vez que hay derbi nos tenemos que preparar psicológicamente para que no salten chispas.   :mrgreen:

IMG_2250

Cuando nos casamos nos prometimos ser fieles en circunstancias muy difíciles, pero creo que en ese momento ninguno pensaba que tendríamos que pasar por una final de Champions como la del año pasado, La Final. Este año la historia se repite. Sólo puede quedar uno.

Nos hemos planteado seriamente no ver el partido de esta noche juntos. En La Final del año pasado, decidimos que por el bien de nuestro matrimonio era mejor que no. Jajaja. Y así fue, yo me fui a verlo al Calderón y él se quedo en casa con un amigo merengón. Yo ya estaba embarazada, y es por lo que digo que Santi va a ser del Atleti, fue su primer partido de fútbol y ¡no se puede vivir un partido así y no ser colchonero!

El desenlace no fue bueno para mí, de hecho, cuando llegué a casa, dije hola y me metí directamente en la cama. Menos mal que se portaron bien y tuvieron compasión de mí.  🙂 

IMG_2249

Desde el momento 0 del embarazo pedí por activa y por pasiva que nadie me hiciera regalitos de bebé con alguno de los dos escudos… No me gusta vestir así a bebés tan pequeñitos. Pero os podéis imaginar las ‘discusiones’ que hay con respecto al equipo del que será el enano, aunque la verdad, yo muchas veces solo rezo por que le guste el fútbol, porque si no, con todo el fútbol que se ve aquí, lo lleva el claro el pobrecito. En mi favor siempre digo que el primer partido de fútbol que ha vivido ha sido en el Calderón cuando fui a ver La Final, además los partidos los ha vivido dentro mí y por lo tanto ¡algo tengo que haberle transmitido!

Mañana el pobre no se enterará de nada, y la semana que viene tampoco… Pero repito, su primer partido fue en el Calderón. Y eso marca. 😉

Mientras tanto su padre y yo sufriremos (sí, los madridistas también sufren) con la eliminatoria y no descartamos ver separados el partido de vuelta de la semana que viene. Aunque sólo sea por salud mental.

¡Que paséis un feliz día y que pase el mejor!

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: