Una vez pasadas las turbulencias del postparto más inmediato y aterrizada en la realidad de la rutina del día a día, me di cuenta de lo que iba a cambiar mi vida con el pequeñajo. Al mismo tiempo me di cuenta de lo difícil que es ser madre, y de que no podía llegar a todo lo que yo quería llegar. Sin embargo, miraba a otras mamás que conozco y que tengo cerca, y me preguntaba cuál sería su secreto para llevarlo todo tan bien, o al menos mejor que yo aparentemente, en situaciones más complicadas que la mía: trabajar fuera de casa, tener más hijos, vivir en otro país, acabar una carrera… Hablar con ellas me ha servido de mucho para poder hacer frente de una manera diferente y más relajada a mi nueva vida desde que soy madre.

CARTEL2

A raíz de todo esto surgió la idea de empezar con esta sección en el blog: Supermamás sin Superpoderes. Madres normales que son capaces de hacer frente al día a día de una forma natural y sencilla, pero no sin obstáculos que saltar, y que para mí son una referencia por su forma de plantar cara a la maternidad. Por eso, he decidido iniciar una serie de entrevistas con el propósito de sacar información para mi propio beneficio 😉 , pero que si ayudan a alguna mamá más, mejor.

La idea es entrevistar de forma mensual, el 26 de cada mes, a una mami que yo considere como supermamá sin superpoderes, y con el añadido de que esté pasando o haya pasado por alguna situación especial.

Si queréis leer las que ya están publicadas sólo tenéis que pinchar en la categoría “Supermamás sin Superpoderes” que tenéis en la barra lateral.

¡Espero que os guste tanto como a mí!

Deja un comentario